pedo

Una cuerdecita

Antes de empezar: en este post se habla de pedos.

El Sr. Oh está en esa maravillosa edad en la que puedes acabar dándole la vuelta a cualquier conversación. Es divertido y pone a prueba la imaginación del adulto medio.

Hace unas semanas, en casa, una servidora estaba tirándose unes pedetes en el confort y la seguridad del hogar. Que para algo pago la hipoteca, hoño.

El Sr. Oh iba preguntando “¿qué suena?” y el Sr. Moderno le contestaba “un pedete”. Entre tanto el Sr. Natural miraba la escena babeando.

Cuando ya llevaba 3 o 4 preguntas–respuestas, el Sr. Moderno le contestó “la Mama es un globito de pedos, habrá que atarle una cuerdecita para que no se vaya volando”. Jajajaja. Hilarante.

Se acabó mi munición pedil y coincidió que teníamos que salir a la calle.

Con afortunada coincidencia quiso el azar que nos encontramos a una vecina, a quien le faltó tiempo para saludar al Sr. Oh con un “hola bonito ¿qué haces?”, entonces el Sr. Oh en un alarde de comunicación le contestó “El Papa va a atar a la Mama con una cuerdecita”.

Je.

Je.

Je.

La vecina nos miró por encima de la montura de las gafas. “Claro… Bonito… Claro”.

El Sr. Moderno y yo nos congelamos un poquito. Mejor no le damos explicaciones ¿no?

Uuuups

Y vosotras ¿sois de pedetes caseros?

Anuncios