adoslescencia

Des-pa-cito

Últimamente me ha dado por repasar mis miseros lamentables paupérrimos básicos conocimientos de japonés. Lo hago con una app tontuna, basada en parlantes nativos ingleses.

Al Sr. Oh le he ido enseñando algunas cositas, pensaba que caían en saco roto. Para mi sorpresa estaba enseñándole la app y repetía algunas palabras, le decía en que orden tenía que tocarlas para formar una frase y las reconocía en el acto.

Llegado un momento empezó a reírse y a pasar de la app, toca “asoko” le decía yo y él me contestaba “koko“. “No, asoko” le insistía. Entonces me señaló otra “esta” y yo le leí “heya, es habitación”. “Esta” decía él, “esa es mado” contestaba yo. Así hasta que llegamos a la última de la lista porque asoko era la primera y no le daba la gana de empezar por la primera.

“Pues esta” dijo finalmente él, “esa es des” contesté yo.

Des-pa-cito” Dijo él.

Troll.

Y vosotras ¿estáis del despacito hasta el piticlín?

PD: Desu en japonés se lee des, omitiendo la u y es el presente del verbo “ser”.

Anuncios

El beso de buenas noches

Al sr. Oh! se le conoce por el morro que gasta.

Ya sabe que el sr. Oh es de manías. Primero para dormir me necesitaba a mi, toda la noche. Luego el sr. Moderno hizo el trasvase de deber y fue él, el único capaz de acompañar al sr. Oh.

Desde que nació el sr. Natural, el sr. Oh no me quería ver por las noches ni en pintura.

Pero a medida que el sr. Natural ha dejado de ser un bebé ficus, el sr. Oh está más contento y ahora deja que le dé un beso de buenas noches. Al punto que una de las noches en las que estaba acostando al sr. Natural, el sr. Oh pidió el beso para dormir.

Emocionada, fui dando saltitos por el pasillo para darle el beso, me puse a su lado “muaaaaa” y cuando estoy a punto de darle palique para que me cuente lo bien que va a dormir y lo bonito que es su pijama, me dice:

“Ya está, vete”

Lo sé, puro amor.

Y vosotras ¿tenéis descendencias tan encantadoras?