adolescencia

Maquíllate, maquíllate. Los inicios.

Había una vez una minimoderna, futura Sra. Gafapasta. Eran los tiernos inicios de la década de los 90, a la minimoderna le regalaron una paleta de maquillaje.

La minimoderna amó su paleta de maquillaje porque era finita, de color rojo oscuro y tenía forma de corazón. La tapa por dentro era un espejo, obviamente con forma de corazón. La paleta tenía sombras de ojos y labiales.

giphy (1).gif

Os podéis imaginar la felicidad de aquella minimoderna.

Leer más

Anuncios

El beso de buenas noches

Al sr. Oh! se le conoce por el morro que gasta.

Ya sabe que el sr. Oh es de manías. Primero para dormir me necesitaba a mi, toda la noche. Luego el sr. Moderno hizo el trasvase de deber y fue él, el único capaz de acompañar al sr. Oh.

Desde que nació el sr. Natural, el sr. Oh no me quería ver por las noches ni en pintura.

Pero a medida que el sr. Natural ha dejado de ser un bebé ficus, el sr. Oh está más contento y ahora deja que le dé un beso de buenas noches. Al punto que una de las noches en las que estaba acostando al sr. Natural, el sr. Oh pidió el beso para dormir.

Emocionada, fui dando saltitos por el pasillo para darle el beso, me puse a su lado “muaaaaa” y cuando estoy a punto de darle palique para que me cuente lo bien que va a dormir y lo bonito que es su pijama, me dice:

“Ya está, vete”

Lo sé, puro amor.

Y vosotras ¿tenéis descendencias tan encantadoras?