DIY

DIY Personajes rodadores

Hoy traigo la manualidad más fácil del mundo, si la puede hacer un mono manco, la puedes hacer tú. YES, YOU CAN.

Me parece ideal para días de lluvia. Aunque de momento, el sr. Oh! es demasiado pequeño para jugar con ellos y se dedica a devorarlos.

Se necesitan:
Tubos vacíos y gastados del rollo de papel higiénico.
Colores, en su defecto con un boli basta.

image

Se coge un tubo.

image

Se dobla la zona superior, primero una mitad y luego la otra.

image

Se pinta lo que te salga de las narices.
Y se juega.
Fin.

Y vosotras ¿cuál es el DIY más fácil que conocéis?

Anuncios

DIY camisetas estampadas con origami para torpes

Cuando te quedas embarazada piensas en cosas idílicas.

Luego llega la realidad, como que las minimodernidades necesitan pañales – aunque sean de tela-, un transporte -carrito y/o porteo-, una cama -aunque hagas colecho- y ropa.

La ropa, es EL gran hit. Porque podéis comprar ropa nueva, de segunda mano o acabar con bolsas y más bolsas de ropa que os regalen. Yo no tengo ningún problema con la ropa de segunda mano, sea comprada o regalada. También hay gente que no usarían nada de segunda mano ni por todo el oro del mundo, a cada cual sus manías.

Pero a veces, en los lotes de ropa de segunda mano que te regalan hay piezas que están a punto de vivir su última experiencia. Están desgastadas pero todavía se les puede dar una oportunidad.

También hay ropa que está perfecta pero lleva la marca en grande, en el pecho, con una serigrafía capaz de aguantar 600 lavados sin una grieta. Manías mías, esa ropa me da mucha rabia, porque yo no pago por llevar las marcas de otros en grande, puedo llevar la marca pequeñita en un costado, en una manga, incluso como un emblema pequeñito sobre el pecho, pero me patea llevarlo en el pecho, en grande.

¿Qué se puede hacer con esas piezas? Muy fácil, customizarlas para que vivan un poco más su ancianidad con dignidad.

Y ahora me diréis “uy, que no sé yo”, “que no sé dibujar”, “que las manualidades no son lo mío”.

Keep calm. Yo os traigo un DIY para todos los públicos. Un DIY con dibujos de origami, papiroflexia en castellano. Estos dibujos geométricos sobre una plantilla os facilitarán la vida. ¿Y como conseguir una plantilla? Sigue leyendo y lo descubrirás.

Se necesita:

  • Pintura para tela.
  • Camisetas de algodón. En este caso bodies de bebé, camisetas monérrimas talla ridícula, etc.
  • Pinceles baratos del chino. Uno grueso y otro finito, si es necesario.
  • Internet, para buscar la imagen que quieres aplicar.
  • Impresora, con tinta.
  • Cartulina.
  • Cutter.
  • Regla.
  • Plancha.
  • Un trapo de algodón.
  • Paciencia.

Pasos

1. Busca en Internet, el concepto que quieras, seguido de origami. Por ejemplo, “caballo de mar en origami”. Pinterest es la fuente de inspiración por excelencia.

Una búsqueda por Pinterest

Una búsqueda por Pinterest.

2. Selecciona la imagen que te guste e imprime en calidad cutre salchichera.

seahorse_origami

3. Pega la impresión sobre la cartulina. Para esto no hace falta gastar ni 5 céntimos.

Si estás embarazadas seguro que te han dado alguna canastilla de estas que van en una caja de cartón. O tendrás la caja de algún helado, el cartón de alguna primera puesta que hayas comprado, opciones hay mil para no gastar de más.

Plantilla sobre cartoncillo

En este caso, he colocado la plantilla sobre cartoncillo

4. Con una regla y el cutter corta la forma del origami dejando un margen interior, cuanto más torpe te consideres más margen necesitarás.

Corta la plantilla con cariño

Corta la plantilla con cariño

5. Obtendrás una magnífica plantilla.

seahorse03

6. Coloca la plantilla sobre la prenda. Con firmeza pero sin hacer más fuerza de la necesaria, solo es un body, no va a salir corriendo, aguanta la plantilla con una mano mientras pintas con la otra, para que no se deslice. Si aprietas con demasiada fuerza se deslizará y la liarás parda.

¡Atención! Coloca una trozo de papel de periódico en el interior de la camiseta para evitar transferencias del pecho a la espalda.

Voy a aplicar esta plantilla sobre un body de segunda mano, para darle al body una segunda vida

Voy a aplicar esta plantilla sobre un body de segunda mano, para darle al body una segunda vida

7. De nuevo, dependiendo de tu nivel de torperío, sigue primero el contorno con la pintura para tela con un pincel fino. Luego rellena el interior. Como una manualidad para niños.

Si te consideras más ágil para estas cosas, pinta marcando el borde con golpecitos de pincel y luego el interior.

Pincelada fina o pincelada gruesa, lo importante es no tener prisa por acabar

Pincelada fina o pincelada gruesa, lo importante es no tener prisa por acabar

Sobre la pintura yo recomiendo empezar comprando colores multiuso, por ejemplo blanco o gris, para que quede bien con cualquier color de base. Si compras un naranja, por ejemplo, solo lo podrás usar sobre colores afines y si tienes una camiseta roja para customizar te comerás la pintura con patatas.

Una buena tinta puede subir a unos 7 euros, pero vale la pena y algunas tiendas de barrio de manualidades hacen ofertas cuando se quieren sacar stock de encima. La que venden en el chino no durará más de 2 lavados y tampoco me fío de la composición, vete a saber si contiene plomo.

8. Espera a que se seque y plancha. Es imprescindible planchar para fijar la pintura, si no tienes plancha pídesela a aquella vecina que siempre intenta tocarte la barriga.

Plancha colocando un trapo de algodón sobre el dibujo del derecho. Si planchas cuando todavía está húmedo transferirás el color al trapo de algodón, fail total.

9. Lava tu obra de arte.

10. ¡Voilá!

seahorsefinal

DIY Discos de lactáncia lavables y molones

Hoy os traigo un DIY, un do it yourserlf, o en castellano: ¡esto lo hago yo en un rato!

En el mundo del embarazo y maternidad hay un millón de cosas por hacer y comprar. Una de ellas son los discos de lactancia.

Andaba yo por la semana 28 cuando un día noto unas gotitas en el pecho derecho, evidentemente pensé que me había mojado con agua. Tengo unos pechotes de una talla extra, es fácil que me manche porque hasta que me creció la barriga lo que me precedía eran mis lolas. Repaso mentalmente, no he estado cerca de un líquido, no puedo haberme manchado. Observo el pecho de cerca y ante mi sorpresa me encuentro unas diminutas gotitas saliendo del pezón.

¡CALOSTRO! ¿YA? ¿TAN PRONTO?

¿Sabéis la cara del grito de Munch en el Whastapp? pues esa era yo, amarilla y horrorizada.

Así que estas cosas pasan en la vida real. Comencé a recordar cuántas veces alguien había narrado la vergüenza de llevar el manchurrón circular de leche en la camiseta porque se le habían escapado unas gotitas.

Doble cara de horror.

Me lancé a la bloggosfera maternal y encontré un millón de comparativas de marcas, precios, formas y colores de discos desechables. entonces me encontré con discos lavables de tela monérrimos a morir, con diferentes telas preciosísimas y caros, teniendo en cuenta que durante la lactancia hay que cambiar estos discos varias veces al día es una compra inicial desorbitada para bolsillos mileuristas.

Un disco lavable es un disco de tela cosido con amor. Así que procedí a plantearme un DIY y hoy os lo traigo para vuestro disfrute y mayor economía doméstica.

Se necesita:

  • Una camiseta vieja de algodón. No es imprescindible pero sí recomendable.
  • Una toalla barata.
  • Tela de algodón con el estampado o color  que más os guste.
  • Tijeras.
  • Hilo del color que combine mejor con la tela de algodón estampada.
  • Aguja.
  • Alfileres.
  • Lápiz.
  • Un rollo de papel finiquitado.
  • Paciencia.
Materiales para los discos.

Materiales para los discos.

Pasos

1. Sobre la tela de toalla se coloca el rollo y marca la circunferencia con el lápiz. Los pechos suelen venir en pack de dos. Así que estas acciones se suelen realizar por pares. 2 pechos, 2 circunferencias.

Se marcan los círculos.

Se marcan los círculos.

¿Por qué un rollo? porque la zona exterior tiene 4 cm de diámetro y es el tamaño medio de un disco de lactancia desechable, si para vuestros pezoncitos 4 cm os parece poco, buscad un utensilio con un diámetro mayor. Por las redes he llegado a ver discos de 14 cm.

2. Se corta la tela.

3. Se repite el proceso en la tela de algodón molona y la camiseta vieja. De nuevo multiplica la acción por 2: 2 círculos de tela molona y 2 de camiseta vieja.

¿Para que la camiseta vieja? La tela desgastada es más fina y esta es la tela que va a estar en contacto con nuestros pezoncillos sobresaturados. Una tela nueva tiene las fibras duras y puede que los primeros días sean más incómodos.

Yo no usé la camiseta vieja porque, en algún momento de la limpieza del nido que llevamos sufriendo las últimas semanas y meses, la tiré. Nadie dijo que estar embarazada y tener ideas lúcidas fueran de la mano. En caso de no tener camiseta vieja corta 4 círculos de tela molona.

4. Monta montaditos tipo galletas Oreo. Capa de tela vieja, capa de toalla, capa de tela molona y átalo con un alfiler.

Un par de discos.

Un par de discos.

Ya que me ponía, en lugar de hacer un par de discos, hice 6 pares.

Unos cuantos discos.

Unos cuantos discos.

5. Cose el contorno de los discos.

Yo los cosí con hilo de algodón, lo importante es que el hilo sea suave para evitar rozaduras.

Yo los cosí con hilo de algodón, lo importante es que el hilo sea suave para evitar rozaduras.

Como colofón, se me murió la máquina de coser y tuve que ponerme a coser a mano. Nunca he dicho que lo mio sea la costura.

Y vosotras ¿os animáis?