Ropa premamá, segundo acto

Una cosa que había olvidado y he recuperado en el embarazo de la segunda descendencia, a New Hope, para los amigos, es comprar ropa para ballenas embarazadas.

Con el embarazo anterior me sobró con algunas cosas que me dio la sra. Atelier y la ropa que ya tenía, pero esa ropa pasó a otras manos y en este embarazo estoy delicadita, todo me aprieta, me baila, me sobra, me falta, me roza o me molesta. Tengo la piel de una joven princesa Disney. Así que he tenido que comprar bastante más ropa, aunque he intentado que todo fuera XXL para poderlo usar más tarde, lo que realmente me vale es la ropa PreMAMÁ.

pantalones premama ©hipsterfamily 2016

pantalones premama ©hipsterfamily 2016

Ya conté que en la pasada temporada de preñez que la gente en susodichas secciones está mu’ loca.

Sin embargo, la ausencia de sueño, la perdida de neuronas y las hormonas del olvido, habían borrado de mi memoria tamaña experiencia.

Y repito, las embarazadas están muy locas. Me incluyo.

Un día de junio, al salir de la oficina tenía una clara misión: comprar unos pantalones para morlaquenes embarazadas.

Ahora, que voy a por la bimaternidad, me he colgado la etiqueta de experta en la materia, que da una rabia que te cagas. Así, iba con una idea muy clara de lo que buscaba. No iba a experimentar si aquello o lo otro. No.

La misión era clara: entrar, seleccionar, probar, pagar y salir.

Sin embargo, me olvidaba de lo que es comprar pantalones para una embarazada.

Ese pequeño espacio a parte dentro de la tienda, separada por una barrera de hormonas. Donde se concentran las embarazadas y sus parejas. Vamos, gente rara.

Los especímenes son del tipo que se asustan cuando vean a un congénere. Estas son mis favoritas, es como si tuvieran miedo de encontrarse a otra embarazada. Te ven y se esconden, no les vayas a contagiar algo feo, no sé, como neuronas de cordura, por ejemplo.

No dejará de sorprenderme la que chilla a su pareja, que la espera fuera de la barrera de hormonas, preguntando como le quedará eso en unos meses. Y la pareja la mira como si no supiera que en unos meses sufrirá una metamorfosis y pasará a estado de ballena varada.

Pero en esta visita me sorprendió una nueva especie. La de minitetas que se cree pechugona, perdón pero cuando hablamos de tetas, sé de lo que hablo, una 90 no es nada del otro mundo.

ven paca morena

En esta ocasión había una feliz e ignorante primeriza asustada, mirando y leyendo en voz alta, con expresión horrorizada, un cartelito en la sección de ropa interior, donde aconsejaban comprar por lo menos 1 talla superior a la que usas normalmente. La chica, víctima del terror que la anclaba al suelo le dijo a la nada “si ahora uso una 90, ¿qué pecho se me va a poner?”, estuve a punto de ir y consolarla, decirle que mirara tiendas de sujetadores de verdad, no una sección de sujetadores de una marca sueca, pero no lo hice. En lugar de consolarla, le envié un mensaje mental: haber estudia’o.

Las embarazadas están todas locas.

Por cierto, de la tienda salí con 3 camisetas y 2 pantalones. No tengo voluntad ninguna.

Y vosotras ¿erais bichos raros en la sección de premamá?

Anuncios

3 comments

  1. Jajajajaaj yo no me compre ropa premama que aqui casi no habia y era fea y cara. Asi que zara talla grande y sueltito y listo. Sujetadores, aqui una talla 95 que ahi fue donde mas loca se volvio. Pase de 95 a ya ni me acuerdo que porque ya no me lo creia y despues a 90 y aun me lo creia menos jajjajaja. Me has hecho reir

    Me gusta

  2. La verdad es que poco puedo aportar yo, porque mis únicas compras de ropa premamá fueron una falda en mi primer embarazo y un pantalón en el segundo. Me apañé muy bien con mi propia ropa y menos mal porque el hym de mi ciudad no tenía ropa de este tipo y la que encontrabas por ahí en tiendas especializadas además de carisima era más fea que pegar a un padre… Eso sí, lo del sujetador es un misterio maya, porque yo pasé de tener poco pecho, a tener una talla razonable y ahora, tras dos lactancias prolongadas, me he quedado cual tabla de planchar (literal. Si no fuera por las gafas no se sabría si voy o vengo…) Qué alguien me devuelva mis tetaaaass!

    Me gusta

  3. jajajajaj, pues mira yo es que creo que más del 50% de la población son bichos raros, asi que si me hablas de embarazadas pues para que queremos más jejejejej
    Yo me compre ropa para exportar, creo que algo me hizo pensar que iba a estar embarazada el resto de mi vida o algo así. De hecho todavía hay un altillo en el armario de mi habitación con una caja enorme de ropa premama. Así que ya sabes, si necesitas vestido premama para una boda, algo fresquito, algo abrigadito, un vaquero, un pantalón de vestir, una falda vaquera, un vestido playero, un abrigo, una camiseta diciendo I love my bump, …………………. lo tengo todo.
    Un besote.

    Le gusta a 1 persona

¡Modernea el post y comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s