Testeando: Dodot no cuelga

Esta historia empieza, como todas las grandes historias, con una pequeña dosis de drama.

Gracias a Madresfera, Dodot nos hizo llegar un paquete de Dodot activity con el rediseño de sus pañales. El juego consistía en hacer un test para buscar las 7 diferencias entre el modelo nuevo y el antiguo.

Fueron unos días de esos que, de repente, todo el mundo se acuerda de ti y te empieza a caer trabajo a manotazos. Así que decidimos que, ya que estábamos a puertas de vacaciones lo dejaríamos para entonces.

Iba sacándome trabajo de encima, a ritmo feliz cuando mi ordenador decidió que tenía que cambiar de aires. Dos días antes de las vacaciones, me quedaba petrificada con un ordenador que solo servía de pisapapeles.

Así que, paramos máquinas y para cuando volvieron a arrancar, teníamos en casa un descendiente sediento de juerga.

Al menos, podemos decir que el culo del sr. Oh! ha testeado a la perfección los pañales, así que cuando llegó la hora del test que nos proponía Dodot, ya sabíamos, más o menos, que nos íbamos a encontrar.

Primero, la gran novedad de los pañales es que al distribuir el absorbente en canales independientes, el culo no cae porque el peso se distribuye.

Segundo, también han mejorado los cierres, son más fuertes. Con la versión anterior, tanto el sr. Moderno como yo, como alguna de las abuelas, nos hemos quedado con un velcro en la mano y cara de “joder, que fuerte estoy”. En mi caso lo arreglaba poniendo un bonito remedio de washitape.

Han cambiado el dibujo, pero tampoco es la gran diferencia. Mismo estilo kawaioso-mono, que solo me sirve para decirle al sr. Oh “mira, viene a vernos el leon, gruuuuaaaaar” y él me mire con cara de “mama, tómate vacaciones”.

El algodón interior, ha pasado de una especie de rejilla a una capa más parecida a un protector absorbente. Un acierto, a mi entender.

Dodot recomienda que para el test aproveches que la descendencia duerma. Ejem, ejem. Nosotros sabíamos que era imposible, así que mientras trampeábamos las vacaciones encontramos el momento para hacer el test. Como estamos con el lío de hacernos youtubers, dijimos “hacemos un vídeo y así se ve todo el proceso”.

Y en eso que nos ponemos a rodar y blabla blibli. Cuando acabamos la primera parte y vemos que no se ha grabado NADA. Habiendo gastado TODO el tinte, perdiendo una toma en la que el sr. Oh no se le ocurre otra cosa que meter las manos en el tinte.

Pánico.

Caos.

Drama.

Emoji de Munch.

¿Y ahora que hacemos?

Pues a correr. Decidimos tirar para adelante, segunda parte, hacemos las fotos y…

No hay fotos.

Pánico.

Caos.

Drama.

Emoji de Munch.

¿Y ahora que hacemos?

Pues deberíamos habernos ido de vacaciones, pero cambiamos de cámara. Y acabamos lo que habíamos empezado, con moderado éxito, porque esta cámara también murió, eventualmente.

Con todo, nos lo pasamos los tres muy bien, con el test, aunque ya hubiéramos testeado con la ayuda del aparato digestivo del sr. Oh la diferencia notable de los nuevos pañales.

¿Queréis buscar las 7 diferencias?

IMG_20160328_115040

Levemente se puede apreciar la diferencia en la forma de ambos pañales plegados. Pero podemos ver que han pasado de unas ilustraciones monas a unas con el kawaii subido, algunas variaciones en el diseño gráfico de la cintura, nueva distribución del logo, esas cositas. La misma gama cromática.

IMG_20160328_115110

Procedemos a mojarlos, habiendo volcado previamente todo el tinte en una toma perdida para siempre. Solo observando como absorbe uno y otro, ya se ven claras diferencias. En el antiguo, algunas gotas quedan en la superficie y no llegan a desaparecer si no se mueve. Así que asumimos que algunas gotas queda en el culete, hasta que se mueve y otra zona del pañal la absorbe.

IMG_20160328_114959

Tres minutos después, en la superficie del antiguo, a la izquierda de la imagen, quedan gotas y el de la derecha, está más seco. Que no seco seco, pero sí se transfiere menos humedad a la superficie.

IMG_20160328_115524

Procedemos a cortar por la mitad el modelo antiguo para ver como se ha distribuido el líquido teñido de azul en el absorbente.

IMG_20160328_115646

Y cortamos el nuevo. Mis manos iban teñidas de azul desde que el sr. Oh decidió chapotear en tinte. Algunos capítulos atrás.

IMG_20160328_115703_1

Se puede observar levemente el lío que teníamos a estas alturas.

IMG_20160328_115844

¡Tachan! El absorvente del modelo antiguo nos lía una buena. El peso está en el centro y por lo tanto, como pesa se deforma como una media luna. El modelo nuevo, tiene unos preciosos canelones azules y el lío al cortar ha sido menor, que no inexistente.

El tema es que, a mi parecer, porque el auténtico protagonista del test en vivo es el sr. Oh y de momento habla pero no se le entiende na’a, me ha gustado más el nuevo para el día y para las aguas mayores, me encanta este eufemismo, que para la noche. Pero es que el sr. Oh es un grifo abierto.

En resumen, es evidente que ha habido un gran trabajo de innovación con los Dodot activity y me pregunto que será del resto de la gama.

Y vosotras ¿haréis que vuestras descendencias testeen en sus culos los Dodot activity?

Anuncios

2 comments

  1. Yo todavía, semana y pico después aún encuentro restos del tinte azul wajajaja nosotros nos aventuramos con Pichí despierta y creo q por eso la encimera de la cocina acabó más azul q si lo hubiesemos hecho solo los adultos pero es q en esta familia vamos en pack. Los pañales geniales, los tubos un acierto!! 🙂

    Me gusta

¡Modernea el post y comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s