Excursión #1: Vamos al Tren del Parc de l’Oreneta

Ha pasado febrero y no he podido escribir una línea. Mientras encuentro la manera de poner mis ideas en orden, vengo a hacer un anuncio: nos hemos hecho youtubers, y yo con estos pelos.

Ya que nuestros fines de semana se han convertido en una vorágine de idas y venidas con un sr. Oh que no gusta de los espacios pequeños y cerrados, ¿por qué no enseñaros esas pequeñas cosas que se pueden hacer con un niño de 18 meses en Barcelona?

Seamos sinceros, ni el sr. Moderno ni yo somos unos grandes presentadores y delante de la cámara no valemos un pimiento nos cortamos bastante, pero la idea salió de sopetón a golpe de “¿y si grabamos un vídeo?”, seguramente víctimas de la privación de sueño y la enajenación mental, nos pareció buena idea.

Cuando nació el sr. Oh conocíamos vagamente el Parc de l’Oreneta (Parque de la Golondrina), la verdad es que poco se nos había pedido allí, pero con Oh intentamos buscar cosas para salir de casa e hicimos nuestra primera incursión. Resultó que el parque es poco carrito-friendly pero llevamos el porteo y pudimos pasear bastante. En realidad se lo cataloga de bosque urbano.

Fue entonces que vimos por primera vez que el parque tiene esta atracción.

El tren del Parc de l’Oreneta

El tren del Parque de la Golondrina

Se trata de un circuito de trenes que funcionan con vapor y diesel, decidimos postergar la experiencia a algún momento en el futuro en que el sr. Oh tuviera un poco más de movilidad, al menos que se sentara.

En julio de 2015, creo, decidimos hacer el intento sin pensar en comprobar horarios y nos lo encontramos cerrado, casi todo el parque estaba VACIO. Así que en febrero hicimos nuestro segundo intento. Confesaré ahora que en esta segunda ocasión tampoco miramos los horarios, somos unos intrépidos aventureros viendo al filo. Y por pura chiripa se nos ocurrió hacer la excursión en domingo. Porque resulta que el circuito solo funciona en domingo y festivos.

El tren lo gestiona una asociación de frikis apasionados del tren a escala y tripulado bajo el nombre de Centre d’Estudis – Modelisme Vapor Barcelona (Centro de Estudios – Modelismo Vapor Barcelona). Y hay que agradecerles el esfuerzo porque es algo que hacen en su tiempo libre, por amor a los trenes, vaya que lo hacen porque son unos frikis.

La entrada cuesta 1,50 € para mayores de 1 año, en mi opinión, absolutamente personal e intransferible, no tendría que cobrar entrada hasta los 2 años. La entrada es un cartoncillo que imita los antiguos billetes de tren, al acceder al tren un revisor pica el billete y te lo quedas de recuerdo.

El horario es de 11:00 a 14:00 h, cosa que a nosotros que nos hemos vuelto europeos nos fue muy bien, llegamos bien pronto, dimos un paseo, jugamos en el parque y allí estuvimos listos para subir al segundo tren. El sitio se pone a reventar bastante temprano, así que yo recomendaría llegar pronto, aunque no es ninguna locura, quizás en la cola veas pasar 3 o 4 trenes, muchas familias suben y bajan varias veces, pagando 1,50 € cada vez. El sitio está poco comunicado por transporte público, no hay metro, y hay que caminar un buen trecho desde la parada de autobús, pero no vamos a ir a un parque y que nos dé pereza subir andando, ¿no? Cabe recordar que Barcelona plana, plana, no es y que el parque está en Collserola, en esa zona de Barcelona que tiene pendientes de más del 20%.

Recomendamos entrar directamente al parque por el acceso superior, si vais con carritos.

Podéis encontrar más información en la web de la asociación. Y en guíaBCN.

Nuestra experiencia fue grata. Aunque el sr. Oh no lo disfrutó demasiado, estaba inquieto, fue imposible que se sentara en el asiento e hizo todo el viaje bien fuera sentado en mis rodillas, intentando bajarse del tren en marcha o apaparrado a mi. Durante el viaje te cruzas con otros trenes tripulados por otros miembros de la asociación que van vacíos, no sé si para amenizar el viaje o para poner las máquinas a punto. El entrono es agradable, se recorren 636 metros atravesando y serpenteando bosque. En verano, cuando visitamos el parque había insectos como puños y hacía un calor del copón, recomendamos ropa fresca y after-bite. Allí no hay venta de agua y refrescos, así que id preparados. Cierto es que en el parque hemos visto lo que parece un bar, pero siempre está cerrado. Sé que en el acceso inferior hay un restaurante, pero no es como para ir un momentito a comprar un agua mientras haces la cola.

El parque tiene muchas más actividades, pero esta entrada se refiere a la excursión al tren. Quizás en un futuro hagamos otra entrada sobre los paseos en poni o sobre el estanque escondido.

Comentario absolutamente off-topic: Por casualidad, una temporada trabajé con una start-up con sede a pocas calles del parque y conocía la zona. Si de lunes a viernes cuesta bastante aparcar, imaginaos en fin de semana como se pone. Además, muy cerca, se encuentra el gimnasio municipal de Can Caralleu, de esos gimnasios con piscina y pistas de tenis, hay una residencia de estudiantes enorme justo en frente y un millón de casitas unifamiliares adosadas. En resumen, que está en el culo de la montaña y que necesitas el coche hasta para ir a comprar el pan.

Y vosotras ¿vais a montar en tren?

Anuncios

9 comments

  1. OOOH! Muchísimas gracias por la propuesta! No conocía el tren del parc de l’Oreneta, a pesar de que sí conocía el parque de hace muchos años! Lo probaremos, a mis hijos les encantan los trenes!!!!

    Me gusta

¡Modernea el post y comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s