Queso

Hace un par de meses me puse, lo que se conoce como, mala de morirme.

Luego resultó que no me habría muerto.

Pero en el momento, me moría.

Tuve una intoxicación por histamina. Como no sé si alguien llegará a este post buscando “intoxicación por histamina” y el objetivo de toda búsqueda en Google es hacerte creer que vas a morir atemorizar, voy a explicar qué pasó: comí atún. Sí, algo tan terrible como eso. Para que luego digan que comer pescado es sano.

Resulta que el atún es megarico en histamina. Más, si en algún momento de su conservación, se rompe la cadena de frío. Si se da el caso, se vé que el atún se pone mu’loco y la histamina se dispara x 4000.

Los síntomas son, cada uno más glamuroso que el anterior: te pones roja, pero no un poco, no, te pones roja como un guiri en la Costa Brava; cuesta respirar, dolor de cabeza trepanador, tiembla el pulso, se acelera el corazón y, mi favorito en el top glamour, te da cagalera. Por si con ponerse roja y tener a Safri Duo en el pecho no fuera suficiente, te vas por la patilla.

Estos síntomas son super compatibles con tener un bebé y estar, en ese preciso instante, sola.

Así, que con la cordura a tope, me imaginé desmayándome, en mitad del pasillo, y al sr. Oh siendo criado por nuestros gatos hasta que algún intrépido explorador lo hayara en nuestro hogar y lo expusiera al mundo como niño-fenómeno-educado-por-gatos-domésticos. “Solución”, pensé “sal a la calle con la digna descendencia y si te desmayas, que el show tenga público”.

No hubo desmayo. Y un rato más tarde llegué al CAP, arrastrándome agónicamente, donde me diagnosticaron la intoxicación tras una consulta que justifica, claramente, los 10 años de carrera para el título de medicina:

– ¿Qué te pasa?

– Creo que tengo una intoxicación.

– ¿Ah, sí?

– Sí, he comido atún y a los 10 minutos me he puesto así.

– A ver… sí, estás roja. ¿A ver el ritmo cardíaco? Uy, sí ¡qué acelerada! Y la presión también está muy alta. Pues creo que sí que es una intoxicación ¿qué dices que has comido?

– Atún…

– ¡Ah! ¡Pues será de eso!

– …

El remedio para la intoxicación es una dosis extra-XL-premium de antihistamínicos, pinchada en la nalga derecha. Remedio también muy compatible con tener un bebé descendiente, ya que los antihistamínicos, provocan somnolencia.

¡10 chupipuntos más para la intoxicación!

Entre las recomendaciones de la ilustre eminencia de la medicina, antes de dejarme marchar a casa con la descendencia, algo desorientado por tanto trajín-post-comida-nada-de-siesta, hubo perlas como:

– No comas NUNCA MÁS atún…
– Excuse me?
– ni gambas…
– Whaaaaaat?
– ni queso.
– ¡¡¿CÓMO QUÉ DICE ESTE CHALADO?!!

Ahí me mató. Puedo aceptar no comer atún. Puedo sobrellevar no comer gambas ni en Navidad. Pero ¿sin queso? ¿nunca más de los jamases? NO.

Sin embargo, una cosa que decidí hacer, por el bien de mi organismo y el de la lactancia, fue abstenerme de atún y queso durante 1 mes. 4 semanas. 30 días.

Y eso con todo el sacrificio de mi corazón. Y el de mi alma. Y el de mi estómago. Y el de mis papilas gustativas.

Un día cambiando un pañal cargado aromátizado por el sr. Oh me subió el olorcillo y dije “este olor me recuerda a algo”. Una vez finalizada la quest del pañal, seguía dándole vueltas al olor del pañal y me fui a la nevera, sabía que había algo que olía igual.

Y sí.

Ahí estaba, en el cajón de los quesos.

Una tarrina de queso para untar de la marca blanca, de una famosa cadena de supermercados, a la que llamaremos Plazamujer par mantener su anonimato. La abrí. Subió desde la tarrina su característico olor. Efectivamente, olía igual que la deposición del sr. Oh.

Creo que definitivamente hay un queso del que sí voy a poder abstenerme. Para siempre.

Y a vosotras ¿a que os huelen las nubes?

Anuncios

16 comments

  1. Jajajajaja, lo que me he reído! Lo del queso es una putada. Peero digo yo una cosa, si es una intoxicación por una posible “locura” del atún, ¿porqué te lo prohiben para siempre? ¿No te deberían hacer unas pruebas de intolerancia o algo? besicos

    Le gusta a 1 persona

    1. El hecho de prohibir los alimentos ricos en histamina, porque sí, no tiene sentido.
      La intolerancia es una cosa y la reacción a la histamina otra, el médico se lució, en general. Digamos que el cuerpo tiene unos depósitos para la histamina y se van llenando mucho más rápido de lo que se vacían, de ahí la lógica de hacer limpieza y dejar de tomarlos un tiempo, pero ¿para siempre? No.
      Lo mismo le pasa a mucha gente con las gambas, que las toma con normalidad y, de repente, se hinchan como un globete, eso no significa que no las debas comer jamás, pero sí que debes racionar mucho cuando y como las tomas.

      Le gusta a 1 persona

  2. Pues vaya susto te debiste llevar y sola con el peque! Anda que le médico se lució…. si tienes seguro privado ves a un especialista que te hagan pruebas de intolerancia y a ver qué opina porque dudo que no puedas comer nunca más nada de eso!

    Me gusta

  3. Ostras! Menudo mal trago! Yo que soy de las que me dan chungos del estomago porque si, se lo mal que se pasa y sola con un bebe es horror!
    Lo de la histamina lo conocía porque a mi hermana, que sufre de muchas migrañas, le dijeron que era por eso y que dejara de comer miles de cosas. Ella no hizo ni caso, con lo adicta al queso que es, creo que le compensan los dolores de cabeza! Jejeje Lo que no sabia es que el atún también tenia histamina! Con lo rico que esta el atún!!!

    Me gusta

    1. El atún es rico en histamina, pero no tanto como si se rompe la cadena de frío. El queso es terriblemente peor en histamina, pero 1489415 veces peor. Si te pones a investigar el queso, el atún, las gambas… son la punta del iceberg.
      Si te dan chungos porque sí mírate que no sea que las levaduras (el pan) y tú no seáis muy compatibles. Es solo un consejo 🙂

      Le gusta a 1 persona

  4. Joder¡¡¡ menudo sustazo. Yo si algo me agobiaba cuando mis hijos eran bebes era que me pasase algo estando sóla con ellos, pero te debio de salir el instinto de superviviencia y ala a la calle. De verdad las cacas del señor Oh huelen a queso, jajajajajaja
    Por cierto Kerrigan es una autentica monada, donde va a parar¡¡¡ mucho mejor que los zerg

    Le gusta a 1 persona

  5. Jajajaja. Bueno lo primero ¡qué mal! ¿El médico ese no comía queso? ¿O la recomendación sólo va para ti? En fin que como siempre, y aunque no me gusta regodearme en las desgracias ajenas, me he reído mucho, y lo de Plazamujer ya me ha matado (qué sutileza la tuya). Por cierto, a mi los pañales de mi hijo cuando no tomaba más que leche siempre me olieron a yogur (ahora no, ahora huelen a mierda). Besotes y a darle al queso (a mí me encanta, no sé qué haría sin él).

    Le gusta a 1 persona

    1. Me alegro de que mi desgracia sea tu jolgorio y cachondeo. No, en serio, ahora me río, pero en el momento me morí.
      A mi, cuando solo tomaba leche y no había NADA de complementaria, me olían a levadura de pan. Si es que aquello es todo lacteo fermentado…
      El queso es amor ❤

      Me gusta

  6. jajajajaja que risa! Me encanta las ganas que le pones contando las cosas! Es que te imagino!!! A parte eso… que susto te llevaste no? Lo del queso lo siento por ti… a mi la verdad no me gusta para nada, solo como los que no saben a queso! así qe no te puedo llegar a entender… pero me lo imagino como si a mi me quitaran el chocolate! 😉

    Me gusta

  7. suerte que has podido retomar viejas costumbres, yo he tenido que dejar a los crustáceos de por vida y cada vez se suman más a la lista de alimentos prohibidos… los quesos fuertes… ni olerlos! (y no lo digo para escaquearme de pañales xD)

    Le gusta a 1 persona

  8. jajajjajajajjajaa, como me gusta que me hagas reir de esta manera en un lunes! siento much tu sufrimiento por la intoxicacion y por esa dieta sin atun ni queso ni gambas…pero es que tus posts molan..jajajaj, nadie explica una intoxicacion y me da tanta risa 😉 (sigo sintiendo el mal rato que pasaste ehh….)

    Le gusta a 1 persona

  9. Ya he leído que has explicado que el médico no estuvo muy lúcido al prohibirte tomar todos esos alimentos… ¡Es que había flipado que por una intoxicación te los prohiban!
    Yo no sé qué haría sin atún, marisco o queso… Son pilares en mi alimentación jejeje
    P.D.: ¡Acabo de llegar! Un besito

    Le gusta a 1 persona

¡Modernea el post y comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s