Las últimas semanas

Nota de la Autora: Como algunas ya sabéis, nuestra descendencia, el sr. Minimoderno, pendiente de encontrar su propio sobrenombre, nació el viernes pasado.
Escribí está entrada unos días antes del parto, para no olvidar estas últimas semanas, en previsión de lo que pudiera ser.
Todavía estamos en plena adaptación de horarios y por eso no he tenido tiempo de hacer un dibujo a juego con el tema. Ya me perdonarán ustedes. Dibujar con un bebé enganchado es altamente complejo.

Cuando entras en la semana 37 se acaba el mundo.

Tu médico te dice que puede nacer en cualquier momento, parece que te de permiso para parir y, por muy bien que lo lleves por fuera, en un pequeño rincón de tu cerebro empieza a formarse una pequeña bolita de nerviosismo.

En el momento en que escribo estas líneas todavía no he dado a luz, pero calculo que la publicaré con la minimodernidad ya parida. Escribiendo ahora, supongo que no deformaré la información como lo haría si escribiera dentro de unos meses.

Debo reconocer que he llevado muy bien el embarazo. He controlado las estrías, no me han salido varices, no he tenido acidez ni mareos y he podido hacer ejercicio e ir caminando a todas partes con cierta normalidad… normalidad hasta la semana 38.

En la semana 38 de repente todo comenzó a revolucionarse.

Un día volví, a mediodía, a casa roja de cansancio, sudada y mareada. No recordaba estar así desde que hacíamos la course navette en el colegio. Tiré el bolso en el recibidor, cerré ventanas, encendí el aire acondicionado a 19 grados y me arrastré a la ducha para rehidratarme como una shitake seca bajo el chorro de agua fría.

Desde ese día ya no soy la mujer que era:

  • Salgo a la calle a primera hora de la mañana o a muy última de la tarde y voy caminando a pasito de abuela reumática que arrastra andador. Salir a cualquier otra hora es un suicidio.
  • He reducido mis paseos de 2 km a 500 metros cuando voy sola.
  • No he pasado un verano especialmente caluroso, y de repente me dan sofocos de calor y me pongo a sudar A MARES, me caen gotas por el cuello, muy poco glamouroso, mientras el sr. Moderno está tan fresco. ¡Él! ¡qué siempre tiene más calor que yo!
  • Me pongo roja cuando bebo agua a una temperatura inferior a la ambiente.
  • Hay un millón de listas por Internet que rezan “10 cosas de las que nadie te avisa en el embarazo”, siempre las leo y parecen, como poco, absurdas. Pero como siempre tengo que llevarme un zas-en-toda-la-boca, hay una cosa de la que nadie me avisó, no lo leí o, simplemente, lo olvidé: Algunas embarazadas depuran el organismo antes del parto. Afortunadamente lo comentaron en el grupo Monotema, ellas han sido mi salvación en muchos aspectos durante estos meses y ellas solucionaron la duda, porque yo pensaba que me estaba poniendo enferma y deshidratando, pero es normal que días -o semanas- antes del parto el cuerpo depure. Y sí, depurar significa diarrea.
  • Hipersensibilidad en la piel. Mi propio sudor me irrita la piel y, especialmente, por las tardes, después de muchas horas en contacto con la ropa, el roce de los pantalones o el cubresofá se me antoja in-so-por-ta-ble. Solo consigo aminorarlo con crema hidratante, cubos de crema hidratante.
  • Más volumen en los pechotes, por si no fuera suficiente con lo que tenía, han hecho otro subidón.

Así fue como, después de un sofocón, a las 38 semanas, muté en una embarazada achacada de todos los males que no había sufrido antes.

Y vosotras ¿notásteis el final? ¿os cambió el metabolismo?

Anuncios

29 comments

  1. Ay pobre… Sí que se pasa mal las últimas semanas… Aunque para mi lo peor de todo era esa horrible incertidumbre: ¿Será hoy? ¿Mañana? ¿La semana que viene? Con lo bien que iría saberlo con antelacion y ahorrar agobios jaja!

    Espero que fuera todo muy bien, cuando te apetezca ya irás contando y si necesitas algo que se pueda dar a distancia, estamos a un click 🙂

    Me gusta

    1. A mi la incertidumbre no me dió, era peor ir a dormir y despertar 300 veces por las contracciones que paraban por la mañana.

      ¡Gracias por ofrecerte! Cuando tenga dudas sobre el color de la caca a las 5 de la mañana, te enviaré un tuit 😛

      Me gusta

  2. ¡Enhorabuena! No sabía que ya estaba entre nosotros el minimoderno 🙂 Espero que todo fuera bien.
    Pobre, vaya semana 37 que tuviste. Mira, yo de eso me libré porque nació en la 36. Una de las pocas cosas buenas de que fuera prematuro. Besos y enhorabuena a los modernos!

    Me gusta

  3. Enhorabuena por tu enano! Ay, a mi a la semana 37 también me dio el “bajon corporal”… aunque antes había llegado mi amiga “depuradora corporal” que me duró 2 semanas y media con dieta astringente, hasta que decidí que estaba harta y que comería normal…y se fue!

    Me gusta

  4. Pues yo estuve con diarrea justo el día antes de ponerme de parto con el primer embarazo. Ya no sabía sí eran retortijones o contracciones.

    Me gusta

  5. Mil felicidades por el petit!!! Me alegro mucho por ti!!! Disfruta del pequeñajo al máximo.
    Por lo de los síntomas al final del embarazo, yo no tuve más problemas que agobio de calor extremo, perp eso ya lo tengo sin estar preñi. >___<

    Me gusta

  6. ¡Enhorabuena por que el bebé ya esté aquí!
    Y también debería felicitarte porque no te hayan dado esos síntomas hasta la semana 38. Todo lo que has contado lo vengo sufriendo casi desde el principio. Yo no recuerdo ya que era no sentir calor, ni no sudar, ni no asfixiarse… pero bueno, mi embarazo es que desde el principio está siendo malo. Aunque no me quejo porque, al menos, mi bebé está muy bien y espero que llegue ya el gran día. Aún me quedan 8 semanas para la FPP pero ya falta menos por fin.
    Besos!

    Me gusta

¡Modernea el post y comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s