DIY camisetas estampadas con origami para torpes

Cuando te quedas embarazada piensas en cosas idílicas.

Luego llega la realidad, como que las minimodernidades necesitan pañales – aunque sean de tela-, un transporte -carrito y/o porteo-, una cama -aunque hagas colecho- y ropa.

La ropa, es EL gran hit. Porque podéis comprar ropa nueva, de segunda mano o acabar con bolsas y más bolsas de ropa que os regalen. Yo no tengo ningún problema con la ropa de segunda mano, sea comprada o regalada. También hay gente que no usarían nada de segunda mano ni por todo el oro del mundo, a cada cual sus manías.

Pero a veces, en los lotes de ropa de segunda mano que te regalan hay piezas que están a punto de vivir su última experiencia. Están desgastadas pero todavía se les puede dar una oportunidad.

También hay ropa que está perfecta pero lleva la marca en grande, en el pecho, con una serigrafía capaz de aguantar 600 lavados sin una grieta. Manías mías, esa ropa me da mucha rabia, porque yo no pago por llevar las marcas de otros en grande, puedo llevar la marca pequeñita en un costado, en una manga, incluso como un emblema pequeñito sobre el pecho, pero me patea llevarlo en el pecho, en grande.

¿Qué se puede hacer con esas piezas? Muy fácil, customizarlas para que vivan un poco más su ancianidad con dignidad.

Y ahora me diréis “uy, que no sé yo”, “que no sé dibujar”, “que las manualidades no son lo mío”.

Keep calm. Yo os traigo un DIY para todos los públicos. Un DIY con dibujos de origami, papiroflexia en castellano. Estos dibujos geométricos sobre una plantilla os facilitarán la vida. ¿Y como conseguir una plantilla? Sigue leyendo y lo descubrirás.

Se necesita:

  • Pintura para tela.
  • Camisetas de algodón. En este caso bodies de bebé, camisetas monérrimas talla ridícula, etc.
  • Pinceles baratos del chino. Uno grueso y otro finito, si es necesario.
  • Internet, para buscar la imagen que quieres aplicar.
  • Impresora, con tinta.
  • Cartulina.
  • Cutter.
  • Regla.
  • Plancha.
  • Un trapo de algodón.
  • Paciencia.

Pasos

1. Busca en Internet, el concepto que quieras, seguido de origami. Por ejemplo, “caballo de mar en origami”. Pinterest es la fuente de inspiración por excelencia.

Una búsqueda por Pinterest

Una búsqueda por Pinterest.

2. Selecciona la imagen que te guste e imprime en calidad cutre salchichera.

seahorse_origami

3. Pega la impresión sobre la cartulina. Para esto no hace falta gastar ni 5 céntimos.

Si estás embarazadas seguro que te han dado alguna canastilla de estas que van en una caja de cartón. O tendrás la caja de algún helado, el cartón de alguna primera puesta que hayas comprado, opciones hay mil para no gastar de más.

Plantilla sobre cartoncillo

En este caso, he colocado la plantilla sobre cartoncillo

4. Con una regla y el cutter corta la forma del origami dejando un margen interior, cuanto más torpe te consideres más margen necesitarás.

Corta la plantilla con cariño

Corta la plantilla con cariño

5. Obtendrás una magnífica plantilla.

seahorse03

6. Coloca la plantilla sobre la prenda. Con firmeza pero sin hacer más fuerza de la necesaria, solo es un body, no va a salir corriendo, aguanta la plantilla con una mano mientras pintas con la otra, para que no se deslice. Si aprietas con demasiada fuerza se deslizará y la liarás parda.

¡Atención! Coloca una trozo de papel de periódico en el interior de la camiseta para evitar transferencias del pecho a la espalda.

Voy a aplicar esta plantilla sobre un body de segunda mano, para darle al body una segunda vida

Voy a aplicar esta plantilla sobre un body de segunda mano, para darle al body una segunda vida

7. De nuevo, dependiendo de tu nivel de torperío, sigue primero el contorno con la pintura para tela con un pincel fino. Luego rellena el interior. Como una manualidad para niños.

Si te consideras más ágil para estas cosas, pinta marcando el borde con golpecitos de pincel y luego el interior.

Pincelada fina o pincelada gruesa, lo importante es no tener prisa por acabar

Pincelada fina o pincelada gruesa, lo importante es no tener prisa por acabar

Sobre la pintura yo recomiendo empezar comprando colores multiuso, por ejemplo blanco o gris, para que quede bien con cualquier color de base. Si compras un naranja, por ejemplo, solo lo podrás usar sobre colores afines y si tienes una camiseta roja para customizar te comerás la pintura con patatas.

Una buena tinta puede subir a unos 7 euros, pero vale la pena y algunas tiendas de barrio de manualidades hacen ofertas cuando se quieren sacar stock de encima. La que venden en el chino no durará más de 2 lavados y tampoco me fío de la composición, vete a saber si contiene plomo.

8. Espera a que se seque y plancha. Es imprescindible planchar para fijar la pintura, si no tienes plancha pídesela a aquella vecina que siempre intenta tocarte la barriga.

Plancha colocando un trapo de algodón sobre el dibujo del derecho. Si planchas cuando todavía está húmedo transferirás el color al trapo de algodón, fail total.

9. Lava tu obra de arte.

10. ¡Voilá!

seahorsefinal

Anuncios

10 comments

¡Modernea el post y comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s