Cómo se cuida una orco (II). Varices y estrías

Releyendo la primera entrada de esta saga me doy cuenta de que no se entiende nada. Creo que la escribí en uno de esos días cuando me vencía el sueño, el cansancio y las hormonas estaban jugado a paintball con mis neuronas.

Lo que quise explicar en aquella ocasión era mi experiencia con las cremas solares. Cuando me puse la primera crema me hizo una reacción muy extraña. Posteriormente, me dieron algunas muestras en la farmacia, pero el resultado tampoco era ideal. Hasta que dí con una crema que en principio me fue genial.

Digo en principio porque a día de hoy la he testado en varias situaciones y la definiría como una crema urbana, ideal para extender sobre la piel de cara, cuello, escote, brazos y piernas poco antes de salir y aplicar el maquillaje habitual encima, pero nada cómoda para la playa ni para la piscina. Sigo en mi búsqueda de una crema solar preñil.

Tampoco es culpa de todas las cremas. Tengo una piel muy muy rara, porque tengo la piel normal. La mayoría de la gente la tiene seca, grasa o mixta, pero la mía es normal.

Como no sólo crema solar necesita una piel sana hoy voy a hablar del tratamiento de la piel de los pechos, barriga, muslos y piernas que he hecho hasta hoy.

A partir de aquí voy a mencionar nombres comerciales, pero este post no es patrocinado.

Los antecedentes

Todo el tratamiento que hago no tendría sentido si no doy los antecedentes.

Todo el mundo tiene un oscuro pasado, en mi caso la adolescencia me pasó factura con la silueta y pasé en pocos meses a ganar mucho peso. Al mismo tiempo hacía ejercicio, nadaba 3 días a la semana, una temporada me dio por una clase que hacían en el gimnasio donde enseñaban una mezcla de full contact, taekwondo y boxeo, otro verano me dió por el tiro con arco, y era una aprendiz eterna de staker, nunca hice un triste ollie decente. El resultado: me salieron unas estrías brutales en los muslos, que sin el ejercicio podría haber sido peor.

Cuando ya había ganado el peso, el pecho me creció de golpe, hizo “pum” y pasé de unos pechitos a unas megatetorras. Resultado: Megaestrías 2, la venganza de las estrías.

Pocos años más tarde conocí al sr. Moderno y salí de la adolescencia con 20 kilos menos, las megatetorras se desinflaron y quedaron en tetorras, unas estrías disimuladas y varias venitas varicosas consecuencia del peso.

Las estrías

Así me planto 14 años más tarde, con esas estrías en los muslos y los pechotes, finitas y de color beige, tras haber pasado por mil cremas. También comenté en otra entrada que tomaba perlas de aceite onagra, que entre otras cosas, favorece la hidratación de la piel lo cual ayuda a la piel a recuperarse.

No voy a negar que me preocupaba qué pasaría con el embarazo. Todas hemos visto esas fotos que sirven para horrorizar al personal, pero yo ya venía con estrías de serie y mi pregunta era si iban a salir nuevas, ampliarse las ya existentes o me iba a convertir en una orco 200% y las estrías se iban a volver rojizas y violetas para no abandonarme nunca más.

Las varicosas

Si una se cuida las venitas varicosas no tienen porqué pasar a ser varices hechas y derechas, pero como con las estrías, todas hemos visto imágenes de varices del embarazo. Algunas desaparecen en el postparto y otras no.

En mi caso, hasta el embarazo las controlé con Trombocid Forte en verano, cremas hidratates con flores de Bach para la circulación, frío y piernas en alto cada noche de mi vida un rato antes de dormir. Nunca he dicho que no costara mantener las varicosas en ese estado.

Piernas en alto. ©Hipsterbebe 2014

Patas pa’arriba. Me dibujo como me da la gana y me ahorro pintar el millón de varicosas que tengo. ©Hipsterbebe 2014

El tratamiento

Visto todo el tratamiento previo, con el embarazo me veía haciendo el pino puente con cremas, meditación trascendental, reiki, aceites y potingues.

Acabo la ducha con agua fría, pasando el teléfono de abajo a arriba.

Después de la ducha me aplico aceite antiestrías BIO de Matarrania en pecho, barriga y muslos.

Repaso los muslos, que es donde han ido todos los quilos, con la loción corporal hidratante para pieles secas de Le Petit Marseillais mezclada con Flores de Bach para las estrías. Las cremas para pieles secas suelen ser exageradamente grasas, aplicadas sobre una piel normal, pero esta es una crema muy suave y se absorbe la mar de rápido. Lo único que no me gusta de este envase es el dispensador. Me limpio las manos frotando lo que me queda en el saludo de playa de los brazos.

Acabo con las piernas aplicando una crema de aceite de oliva de Mercadona mezclada con Flores de Bach para la circulación. Cuando me llegaba me limpiaba los restos masajeando los pies, ahora sacudo la crema en los pies como si espantara moscas.

Como me ducho por la noche, hago una aplicación de la loción de Le Petit Marseillais con antiestrías en pecho, barriga y muslos por la mañana y a mediodía.

Por supuesto, sigo poniendo las piernas en alto, pero lo incluyo dentro de la tabla de ejercicios que nos recomendó la fisioterapeuta para preparar el parto.

En el momento en que escribo esta entrada estoy de 32 semanas y, aunque quedan las peores semanas, de momento no he visto estrías nuevas y sí algunas venitas nuevas. No puedo recomendar esta combinación a todo el mundo porque cada piel es distinta, pero a mi me está funcionando.

Hay que seguir esta rutina unos meses después del parto, para que las carnes vuelvan a su sitio y no quede nada colgón.

Postparto y lactancia

Ahora mismo he abandonado cualquier infusión fermentada y la cafeína en general. Pero con la lactancia volveré a tomar rooibos.

¿Por qué rooibos? Porque además de ser antioxidante, entre sus muchos minerales destaca el hierro. Este ayuda a distribuir el oxígeno en el organismo. Es decir, ayuda en la recuperación postparto.

¿Por qué no volver a tomar onagra? La onagra está desaconsejada durante el embarazo y la lactancia. Mientras que las infusiones fermentadas solo están desaconsejadas durante el embarazo y el roobios no contiene cafeína ni teína.

Y vosotras ¿tenéis alguna combinación potinguil?

Anuncios

22 comments

  1. Yo por las mañanas, TROFOLASTIN antiestrías (recomendada por dos amigas) y por las noches, NIVEA (tarro azul) mezclada con aceite de rosa mosqueta (así se extiende mejor, y dicen que la rosa mosqueta es antiestrías). Estoy de 38 semanas y hasta ahora ni una estría.
    Posdata: Qué ganas de soltar el paquetito…

    Me gusta

    1. ¡Buen tratamiento! Pero cuidado con la rosa mosqueta. Es ideal para preparar la piel para el embarazo ya que la rosa mosqueta acelera la hidratación de la piel, pero esta capacidad de hidratar es lo que la convierte en un cicatrizante de alta velocidad.

      Ayuda con las capas superficiales de la piel, el epidermis, pero si tienes una herida profunda, a nivel de la dermis o la hipodermis, lo que hará será sellar esas capas y dejar esa cicatriz de forma permanente.

      Si te hacen episio o cesárea, procura no usar la rosa mosqueta hasta que hayan pasado unos días y la piel haya empezado el proceso a cerrarse sola.

      Me gusta

      1. La rosa mosqueta tuvo su boom hace unos 5 años más o menos, como ahora le pasa al argán, y se metía en cualquier producto, porque somos así.

        ¿Que está genial para hacer el masaje perineal y mezclarla con otras cremas para hidratar? Sí. Pero como todo, tiene su contrapartida y se puede salir con una cicatriz irremediable si se aplica de forma incorrecta.

        Me gusta

  2. Yo tengo unos antecedentes parecidos a los tuyos. Durante el embarazo solo usé la antiestrías de suavinex y al final solo me salieron cómo cinco rallitas un poco oscuras de un centímetro de largo en la ingle a la altura de la cadera, y parece que se empiezan a difuminar (hace 7 semanas que di a luz).
    Ánimo que se puede conseguir!
    Un saludo 🙂

    Me gusta

    1. Del antestrías de Suavinex no tengo opinión (ni propia ni ajena), la tuya es la primera. Si con 7 semanas empiezan a difuminar se te irán en nada, acabarás el verano sin ninguna marca 😉 Supongo que continúas hidratando la piel con esa crema ¿o usas otra en el postparto?
      ¡Feliciades por tu petite troll!

      Me gusta

      1. Pues de momento sigo con esa y una que me regalaron de Skin Method. Eso cuando la peque me deja tiempo y me acuerdo… lo que sucede como 1 de cada 3 días 😦
        Pero lo llevo bien 😛

        Me gusta

  3. Ostras… ole tu! Yo sería incapaz de hacerme tantas cosas jajajaja soy la persona mas inconstante del mundo. Como tu, yo venía con estrías de serie y me preocupaba bastante que me salieran nuevas en la zona de la barriga sobretodo. Mis muslos y mis tetas estaban ya servidas asi que… Hice el esfuerzo de ponerme una hidratante una vez al dia, todos los dias desde que el predictor dijo “oh yeah”. Seguí usando la mía de siempre (Cattier, se compra en tiendas de cosmética natural) y de vez en cuando le ponia los cuernos con una manteca de karite asquerosa. Pero mira, conseguí tener las estrías a ralla e incluso perder el complejo que tenía de las del pecho (con esto de tener que sacarme las tetas en cualquier sitio…). Eso si, venitas tengo mil mas y al ser tan blanca de piel (casi transparente) se ven un huevo pero mira… es lo que hay. Vengaaaaa que te queda poquitooooo!! 😉

    Me gusta

    1. Pues para ser incapaz, has hecho un tratamiento que no está nada mal. Aplicar la manteca de esa manera ha sido un acierto, le has dado un empujón a tu piel. Más vale una vez al día que comprar todos los productos, no usarlos nunca y luego lamentarse.

      Lo que sí te aconsejo, y me hago la pesada, es que si no tienes ganas de cremas, al menos acabes las duchas con agua fría, de los pies a las rodillas o a la cadera, depende de dónde tengas las venitas. Ahora da mucho palo, pero si las venitas pasan a varices luego es mucho peor. No se puede ser llegar a ser una MILF con las patas venas de varices.

      Me gusta

      1. Eso es algo que hablaba el otro día con mi pareja… quiero ser una MILF. No tengo la estatura, ni las medidas, ni la melena… pero no quiero ser la típica madre vieja y chuchurria… jajajaja haré lo del agua fría, lo juro por todos los dioses, los nuevos y los viejos…

        Me gusta

  4. Uy creo que he entrado en un universo paralelo jajaja! Cremas, masajes, infusiones, clases de reiki.. todo eso pertenece a un mundo completamente ajeno a mi, como madre de dos bestias. Creo que el mes pasado me puse crema una vez, y no recuerdo ni cuál era. Quizá fuera el suavizante del pelo jaja!

    Me parece genial que intentes cuidarte, a ver si no pasa nada malo con las estrías y las varices. Aunque entre nosotras, lo que también hay que vigilar es el estreñimiento postparto, que nadie lo dice en voz alta porque queda feo, pero tela marinera.. 🙂

    Me gusta

  5. Yo hago lo mismo que sandri!!!
    Y del tema de la rosa Mosqueta discrepo un poco… Hace 5 años casi 6 tuve un accidente y me quedo una cicatriz horrible en el brazo (quemadura contra el asfalto) pues con rosa Mosqueta m la quite…

    Me gusta

    1. No sé cómo fue tu quemadura, supongo que no se abrió la piel hasta el músculo y la aplicaste en herida abierta, sino a posteriori.
      Piensa que en la episio o la cesárea abren completamente la piel. Si aplicas en ese momento, la piel no se cierra, se sella. No sé si se entiende la diferencia, lo que hace es crear un puente con las células.
      La rosa mosqueta debe actuar a nivel superficial, por eso ayuda en las estrías.

      Me gusta

  6. Yo uso aceite de rosa mosqueta repavar para las estrías y sobre la piel donde no tengo alterno entre aceite de almendras y manteca de karité bio sin refinar… ¿qué tal lo ves? yo ya nose… vaya, las estrias van a lo suyo… ahora me he comprado la repavar antiestrias que tiene componentes naturales a ver si al menos me difumina un poco y me aporta elasticidad,,,porque me está minando la moral…. buen post. Un besote

    Me gusta

    1. No estás haciendo mala combinación, siempre que uses el aceite de almendras y el karité pensando que es para hidratar la piel, no para repararla, funcionan como un mantenedor. Si el problema es la elasticidad, quizás deberías tomar algún suplemente de colágeno, que venden en herbolarios.

      Me gusta

      1. Muchas gracias por responder, si… tengo la piel muy seca y poca elasticidad, una joya vamos jaja gracias por el consejo, comoces algun complemeno de colágeno que vaya bien? Son capsulitas no ?Un besote

        Me gusta

  7. Buenas a mi me sucede lo mismo que a muchas. Tengo estrías en los pechos pero son blancas y pequeñas no se notan mucho. Lo que si se notan los arañitas y venas. Mi piel es blanca como la leche y son muy vistosas, lo que me da mucha verguenza. Probé millones de cremas pero ninguna me da resultado. Que puedes recomendarme para las várices?

    Me gusta

¡Modernea el post y comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s