Los embarazos son para el verano

Sí, el título lo he sacado de aquella obra de teatro y posterior película.

Pero no sufráis, no me voy a poner seria. Voy a hablar sobre el embarazo, ¡cómo no!

Por mucho que me intenten cambiar de opinión, los embarazos sí son para el verano. Por varias razones.

a) Tienes que comprar (o heredar) mucha menos ropa. En invierno tienes que hacerte con prendas de talla XXXL, jerséis, camisetas, pantalones, abrigos, chaquetas… al menos yo, que soy XL, supongo que una XS con una M ya tira. De facto, gracias a la indiscutible e inapreciable ayuda de mi amiga la sra. Atelier el 80% de mi armario preñil primavera/verano 2014 se compone de su ropa, y ella tiene muy buen gusto. El otro 20% es mi propia ropa, ya que me gusta vestir ancha, muchas prendas van a vivir esta experiencia conmigo.

b) Tu descendencia también necesita mucha menos ropa. Una cosa es la ropa que tú necesitas, que puede durar años y pasar de embarazada en embarazada. Otra cosa es la ropa de tu descendencia, es ropa que cuesta un ojo de cara y dura 1 mes. Si nace en verano, necesitas 4 cosas para los primeros meses y puedes dejar a la criatura en plan comando. A menos que seas pudorosa y consideres que las personas van tapadas y dejarla en bolingas es indecoroso.

Eso sí, los días inmediatamente posteriores al parto necesitan ropa de manga larga y monérrima, porque pobres seres acabados de parir, se les va la temperatura a la mierda porque no saben lo que les ha pasado y tienen el termostato muy loco. Es imprescindible que la ropa sea monérrima porque vas a tener todas las visitas de familiares que has conseguido esquivar durante años y años. Incluso habrá quienes repitan visita. Estas visitas vienen a chafardear, no te engañes.

c) Vas a pasar calor. ¿Esto es algo bueno? Nien, never, no, jamás de los jamases. A quien le guste el calor que venga un verano a Barcelona, que va a flipar con las calles a 40 grados y un 90% de humedad. Pero vas a pasar calor igualmente, embarazada o no.

Cada vez que me decían “¡uy! ¡para agosto! te vas a morir de calor”, yo contestaba con un “voy a pasar calor igualmente”, cuando me cansé del comentario convertí la respuesta en un “¡no! cruzaré las piernas y no dejaré que nazca hasta septiembre”.

Ya que nos hemos embarazado para esta asquerosa época del año, aprovechémonos de ello. ¿Cómo? Muy fácil, junto con la calazaba mágica vas a adquirir un fabuloso superpoder: vas a perder la capacidad de cargar peso. Te verán con una bolsa de patatas Matutano sabor vinagreta -mi perdición- y te dirán “quita, yo te la aguanto que no puedes cargar peso”, no vaya a ser que te deslomes con su peso de 170 gramos. Aprovecha esa oportunidad y mientras acaricias tu calabaza mágica en la playa, piscina o casa del pueblo de tu abuela Facunda, practica el Thank You, Linus, sin moverte de tu tumbona de diva.

d) Puedes ser 1 entre 1 millón. Hay un tipo extraño de embarazadas que mutan su sangre de animal mamífero en sangre de reptil, es decir, que pasan frío, siempre. Estas embarazadas en lugar de morirse de calor como todo ser humano, se pasan el agosto con una chaqueta de punto en el bolso, siempre a punto para sacarla haciendo alarde de su extraña condición.

Por el contrario, existen unas desgraciadas embarazadas que multiplican el calor por 897237452389. Así que cuando cualquier persona no-embarazada está sufriendo por estar a 30º, ellas están desesperadas por una bebida fría, quitarse la ropa y bañarse en cubitos de hielo.

O puedes pasar el mismo calor que cualquier otro año.

No pierdas la esperanza, siempre puedes ser tú la embarazada con sangre de reptil.

e) Toda la sombra para ti. A mi no me gusta ni una mijita hacer de lagartija al sol, en cambio sí me gusta mojar mis carnes en el mar. Además la piel se tiene que cuidar muy mucho durante estos meses de tu vida, sea invierno o verano, la piel necesita protección. Así que cuando llegues a la playa, vuelve a poner cara de “estoy muy embarazada” y tus acompañantes te dejaran la mejor sombra para ti.

A la playa, a lucir la panza. ©Hipsterbebe 2014

A la playa, a lucir la panza y pechugas. ©Hipsterbebe 2014

f) La baja jode molesta menos. Soy autónoma y el verano paraliza muchos de mis proyectos, así que cuando coja la baja pocas cosas dejaré congeladas. Si trabajas por cuenta ajena, tu jefe se lo va a tomar mejor porque igualmente los meses de junio – julio -agosto – septiembre son una puta mierda, llames a la empresa que llames vas a recibir respuestas tipo “¡uy! es que el departamento entero está de vacaciones”, “la persona responsable no vuelve hasta el 15 de septiembre (y eso que estamos a 27 de junio)”, “sí, sí lo he recibido, pero es que ahora no puedo decidir porque me voy de vacaciones en 3 minutos/horas/días”.

A menos que trabajes en la restauración o la hostelería, entonces tu jefe te va a maldecir hasta los huesos.

Esto me recuerda una vez en la que trabajé todo el verano -y yo encantada porque el sr. Moderno no tenía vacaciones hasta octubre- en una memoria corporativa, era super importante que estuviera lista a la vuelta de las vacaciones. El 1 de septiembre cuando se sentaran en sus escritorios los directivos debían tenerla allí, nueva y resplandeciente, esperando. El resultado fue que nadie le hizo el mínimo caso a la memoria hasta octubre, porque no fue hasta entonces cuando sus cerebros salieron del modo verano.

Y vosotras ¿qué pensáis del verano para embarazadas?

Anuncios

19 comments

  1. Yo también he creído que era la mejor época por eso de la ropa, la verdad…y porque luego, a la hora de celebrar cumples, serán siempre con buen clima.
    De momento sigo sin preñamiento, y como llegue ya, me como todo el invierno. A ver si la ley de Murphy se mofa conmigo (que tampoco me importaría, oiga xD)

    Me gusta

    1. No pierdas el ánimo, Murphy es poderoso. A mi, mi madre siempre me dijo “no te quedes embarazada para verano, que tú naciste en septiembre y fue un verano horrible” ¡pues toma caldo! ¡Para agosto! In my face!

      Me gusta

  2. Yo tuve un embarazo en invierno y otro en verano y tengo que reconocer que el panzón en invierno lo lleve muchísimo mejor. Es que el mes de agosto en Madrid es muy duro, por lo menos mi hijo que era para el 15 de septiembre tuvo la delicadeza de adelantarse 15 días y eso me hizo muy feliz porque no podía con mi vida.
    Madrid es duro en Agosto, pero nunca olvidaré la última vez que estuve en Barcelona que fue un mes de agosto de hace algunos años y lo de la humedad es que no hay quien lo soporte. Creo que no he pasado mas calor en toda mi vida, y no estaba embarazada.
    Lo que me encanta de los bebes que nacen en verano es la ropa, que es mucho mas mona o le pones una ranita chula con las piernecitas al aire y van tan guapetones.

    Me gusta

  3. Nuestro embarazo pilló tooodo el verano y ahora creo que fue la mejor opción pese a lo pesadita que se pone la gente con eso de ¡uff! ¡Qué calor vas a pasar, madre!
    Pq te gastas menos en ropa grandota que no vas a usar más y puedes lucir tripote. Que aunque te veas como una ballena a la gente le encantan las embarazadas y seguro tienes mejor cara morenita que con la palidez del invierno…

    Me gusta

  4. Pueeeeees yo me he comido todito el invierno con el embarazo y ,si puedo cuadrar calendarios, para el segundo haré lo mismo. No entraré en valorar que si el frío o el calor, yo lo que quiero es re-utilizar la ropa de este… jajajajajaja Que está la cosa mu mala… Pero va, en serio, yo prefiero que nazcan en primavera por dos motivos muy sencillos: podemos salir a pasear desde el primer dia sin morir de frío ni calor y empalmo baja de maternidad con vacaciones (yo soy de las que no perdonan el pueblo en Agosto) 😀

    Me gusta

  5. ¿Y yo qué esta reflexión no la había hecho? Siempre he oído la frase esa de “vas a pasar mucho calor en verano”, una amiga que esta preñi ahora siempre contesta “pues me espatarro delante del aire acondicionado”, que también está muy bien para callar a la gente. Yo siempre he querido ser madre en el primer semestre del año, cosas raras que tiene una, pero esto tiene una explicación muy más larga y muy poco científica!

    Me gusta

  6. jajaja, yo fui embarazada de invierno y allá paseaba mi tripón entre abrigos de una vecina más grande que yo… Iba horrorosa. En eso de la ropa de embarazada tienes razón, te plantas un vestido fresco y unas sandalias y punto. Yo iba hecha unos zorros, aunque no pasé nada de calor, jajaj. Pero a mi bebé, que nació una semana antes de Nochebuena, hubo que forrarle durante semanas, coincidió con el peor invierno, hubo varias nevadas y no podíamos ni salir de casa, pobre. No le quitamos el gorrito (ni para dormir) hasta los dos meses. Si hubiera nacido en primavera o verano el nene habría paseado más, te lo aseguro.

    Me gusta

  7. Hombre, yo hubiera preferido estar embarazada en invierno, aunque es verdad que en el tema de la ropa sí lo estoy agradeciendo. No me gustaría verme con esta barriga y este cansancio y encima con abrigos y jerseys. Pero me ha tocado así y ya está, no quiero darle muchas más vueltas. Lo ideal sería como tú, que nazca para agosto. Lo malo de lo mío es que el verano me lo chuparé embarazada pero él nacerá ya en octubre con lo cual a abrigarlo. Me hubiera gustado más estar embarazada en meses frescos para que el bebé naciera en verano, sobre todo para que se resfríe menos y eso en los primeros meses.

    Me gusta

  8. A mi me fue bien, junté el morenito con el guapo subido del embarazo y me sentí todo el tiempo ideal de la muerte. Lo malo es que el niño nació ya en invierno, así que no se libró de los buzos que tanto ha odiado. Y ahora nos saltamos parte del verano y nos vamos al invierno austral, así que creo que se va a hacer una idea muy fría del mundo.
    Las visitas deberían prohibirse.

    Me gusta

¡Modernea el post y comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s