Dormid, insensatas

Dormid todo lo que podáis.

Cuando tienes 20 años y empalmas un día de clase con uno de fiesta y un tercero para hacer un trabajo del que te habías olvidado y acabas yendo a clase con unas ojeras moradas que delatan tus circunstancias, sueltas un orgulloso “¡ya dormiré cuando me muera!” y entregas un trabajo que si algún día recuperas y relees te preguntas si los profesores también estaban de empalme y cómo coño te dieron un aprobado.

Yo he sido siempre dormilona, para mi una noche sin dormir es un sacrificio. No puedo aguantar ni una noche de fiesta, pero he vivido empalmes de días sin quejarme demasiado, pensando que dormir era de viejos.

¡ERROR! Dormid lo que podáis, ahora que podéis jóvenes insensatas que pensáis formar una familia algún día. Dormid, acumulad sueño para los días que están por venir, porque te dejas embarazar y piensas que eso de levantarte por la noche para ir al baño pasa en el 3º trimestre, como muy pronto en el 2º ¡pero no, pasa desde el 1º! Y dormir una noche del tirón pasa a ser un mito, una leyenda urbana, un “se dice que puedes dormir 7 horas sin levantarte”. Esto es un entrenamiento militar para lo que viene después, cada noche te toca levantarte porque la vejiga juega con tus esperanzas.

En mi cama somos muchos: el sr. Moderno, mi calabaza, un cojín en el que intento apoyar la barriga o hacer una cuña para mi espalda, el gato que siempre amanece con nosotros, la gata que se coloca a mis pies y yo. Esto del colecho estará chupado para nosotros.

Entre tanta asistencia, he pasado noches de 4 tipos:

  • Levantarme rigurosamente 1 vez para ir al baño.
  • No poder encontrar la postura, maldiciendo al cojín, a los gatos y a la reproducción por cualquier método que no sea la mitosis y acabar quedándome dormida de puro agotamiento. Sonando el despertador 3 horas más tarde y maldiciendo al mundo laboral y el capitalismo.
  • No poder pegar ojo y acabar encontrando la postura en el sofá, para poder apoyar la espalda en un brazo y las piernas en una postura no-mortal.
  • Dormir, milagrosamente, del tirón sintiéndome una absoluta privilegiada e intentando adivinar si mi vejiga ha explotado durante la noche o el extraño motivo por el que no me he levantado.

¡Olvidaos del sueño reparador! Hoy he dormido la noche del tirón después de no sé cuántas noches de puro agotamiento, lo que significa que estoy hecha un mierdecita con ojitos ojerosos del tamaño de un céntimo, me duelen la espalda, las piernas y el brazo donde me han pichado la vacuna de la tosferina. Hay que aprender una importante lección: No te vas a levantar con energías renovadas hasta dentro de mucho tiempo. Te levantas y estás hecha un trapo.

Dormir entre calambres vs dormir entre maripositas ©hipsterbebe 2014

Dormir entre calambres vs dormir entre maripositas ©hipsterbebe 2014

Maravillosamente, después de estas noches sin dormir sales a la calle y a nadie se fija en la cara de mierda que arrastras, solo van a mirarte la barriga y a llamarte gorda con ilusión. Solo alguna madre joven y otras embarazadas te toman de la mano con compasión y amor preguntando “¿y puedes dormir?”.

Yo, que no soy una unicornio, no he tenido más de 2 semanas de dolores de ciática, a cambio en mitad de la noche me despierto petrificada con los pelos de punta, por cosas tan bonitas como una rampa horrible en el gemelo. Esas imágenes de embarazadas de 8 meses durmiendo con una sonrisa plácida son un bulo, un invento de mentes perversas.

Tampoco es tan terrible las 24 horas del día y al ponerme a trabajar el cansancio no me nubla la vista, solo me nubla las energías. Entonces la minimodernidad me da alguna patada que yo interpreto con amor pero que en realidad significa “quiero salir de aquí, bruja del calabozo” y pienso lo bonito que será cuando, además de ir hecha mierda-primeriza, se despierte por la noche para una toma.

Y vosotras ¿podíais dormir?

Anuncios

25 comments

  1. puff, que recuerdos¡¡¡ la verdad es que lo de dormir embarazada es horrible, luego cuando nazca el bebe pensaras que era mejor dormir con la panza porque por lo menos no llora, y luego olvidarás todo y solo pensaras en la monada de bebe que tienes a tu lado¡¡

    Me gusta

      1. De ilusión también se vive. Me consuela que como las paredes de esta casa son de papel si se pone a llorar despertará a todo la escalera y así no dormirá nadie. Mal de muchos…

        Me gusta

  2. Pues mira, estamos totalmente sincronizadas, hoy me he levantado FELIZ por haber conseguido dormir del tirón esta noche después de 4 noches despertándome para darme la vuelta y mover el barrigoncio. Lo peor fue antes de anoche, en la que después de 3 horas en vela sin encontrar la postura y con dolores por la espalda (mi marido ya se había ido al salón), el momento me sobrepasó y me dio por llorar… sin consuelo. Tres horas después, levántate y a la oficina 8 horas.

    PD., Con tanto comentario negativo, igual disuadimos al resto de mujeres de tener hijos, pero yo espero que verle la carita en mes y medio me compense.

    Me gusta

    1. Menos mal que solo te queda mes y medio. Yo sueño con una de esas camas de nosequé material que se adaptan al cuerpo y no hace falta añadir cojines para encontrar la postura.
      Muchos ánimos en las noches que te quedan por delante, mis cojines y yo te enviamos energías positivas.

      Me gusta

  3. Jaja, querida, pues prepárate que en el embarazo se descansa muucho más que después, jeje, y no lo digo para amargar. Yo soy de las tuyas, tenía que hacer mis 8 horas de rigor o no era persona, pero tengo una buena noticia, una se hace como el burro a los palos y al final vives durmiendo 6 horas diarias (que no del tirón, claro) Así que tu título no puede ser más acertado: Dormid, insensatas, todo lo que podáis. Por lo que pueda venir.

    Me gusta

    1. Como esa fase del sueño por escalas todavía no ha llegado a mi vida, me regodeo en mi sufrimiendo inmediato. Luego está que como al menos no duermes por una persona que depende de ti, es un insomnio diferente. No es lo mismo no dormir por las necesidades de esa babosidad monérrima, que no dormir porque el cenutrio del vecino tiene la tele a toda castaña hasta las tantas mil.

      Sí, los dibujos son mios, los hago con Illustrator y luego les doy color con Photoshop.

      Me gusta

  4. Puff, qué recuerdos. Dormir con la barriga era un infierno. A mi la cosa se me agudizó con un problemilla “menor” según los jodíos médicos, llamado “Diástasis de la Sínfisis Púbica” y que básicamente me producía un dolor agudo cada vez que separaba mínimamente las piernas para girarme en la cama. Eso empezó a pasarme un par de semanas después de decir adios a las náuseas, cuando yo ya me las prometía feliz al menos un par de mesecitos largos. ¡Y al final del embarazo me descubrí esperando ansiosa el día del parto para poder dormir mejor! ¡Ay, qué ilusa era entonces!
    Como consuelo (menor) te diré que después de un tiempo el cuerpo se te acostumbra a no dormir del tirón, que cuando el niño “sólo” se despierta un par de veces la noche se te antoja perfecta y que sí, que el colecho ayuda 😉

    Me gusta

  5. A mi también me pasaba lo del gemelo, un dolor…
    Lo de levantarse para ir al baño lo llevaba bien, porque lo hacía en estado catatónico, casi sin enterarme. Lo que si llevaba mal era el insomnio. Igual me despertaba por la noche y me tiraba con los ojos como platos un par de horas, me volvía a dormir justo media hora antes de que sonara el despertador. Maldito Murphy y sus leyes de pacotilla ¬¬

    Me gusta

  6. He tenido insomnio infantil… Creo que me ha servido para tener todo el sueño acumulado y ahora duermo la mar de bien, ¡¡no sabía lo que era eso!! Así que cuando ya esté embarazada, te contaré… que igual sigo con el sueño acumulado 😉 Por suerte mi vejiga es de campeonato.

    Me gusta

  7. Duerme toooodo lo que puedas, la barriga molesta y las rampas j*den lo que no está escrito pero intenta descansar a cualquier hora. Si tienes la oportunidad de una siestecilla no la dejes escapar!! A mi me iba genial caminar mucho por el dia y de noche caia rodada!! Anims

    Me gusta

    1. Camino cada día mínimo 30 minutos, pero lo de la siestecilla tengo que controlarlo, me puedo ir a echar una cabezadita corta y despertarme 3 horas más tarde, descansadísima, pero a ver quien me mete sueño otra vez para la noche.

      Me gusta

  8. Jiji he leído el título con la voz susurrante de Gandalf cuando susurra “¡Corred insensatos!”

    El embarazo no es nada fácil, no… Yo no tuve problemas graves de salud pero recuerdo con horror los problemas para dormir, las molestias, esos horribles calambres nocturnos, vamos la lista completa.

    Lo bueno es que con lo que viene después de parir todo esto te parecerá insignificante jaja! No me pegues, soy sincera para que no te pille desprevenida. A mi de algunas cosas nadie me avisó 🙂

    Me gusta

    1. Me has entendido a la primera. Con doble susurro o sin 😉

      Ya me creo que lo de volver a dormir lo dejo para el 2016, por eso digo que es un entrenamiento militar. Gracias por avisar, el obejtivo de este blog es que yo raje a gusto se cuenten las verdades.

      Me gusta

  9. Me he meado de la risa… ¡¡Prepárate bonita!! A mi el embarazo se me hizo eterno y dormir era misión imposible pero volviendo la vista atrás solo puedo decir: “Eso no era nada…” Esta noche no he dormido ni dos horas del tirón…

    Me gusta

¡Modernea el post y comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s