Tenía un secreto

Tengo la sensación de que el ser humano no necesita 9 meses de gestación.

En los libros dicen que son 9 meses para que el embrión cumpla todas sus metas, para que los órganos se formen, para que las conexiones neuronales del cerebro alcancen la perfección. Es mentira. La prueba es la cantidad de cernícalos que nos encontramos cada día, esa gente estuvo 9 meses en el vientre de su madre y son tan cernícalos que no te lo puedes acabar de creer. Ya es mala suerte, 9 meses para acabar pariendo un cernícalo.

Necesitamos 9 meses para acostumbrarnos a la nueva condición.

Primero que una hace es mear en un palito, cosa que hace muchísima ilusión. Si el resultado es positivo y aparecen las 2 rayitas ¡fiesta! ¡alegría! ¡emoción! Pero no sales a la calle y se lo dices a todo el mundo, de eso se encarga tu cuerpo meses después, cuando una calabaza te precede allá donde vas, provocando que la gente te sonría con brillitos de ilusión en los ojos, como si te conocieran de algo. Para anunciarlo esperas un tiempo prudencial, que va según los deseos de la afectada afortunada, entre 5 y 16 semanas. Yo no lo habría dicho nunca, de ser por mi, hubiera esperado a que se me marcara y la gente sacara sus propias conclusiones.

En ese periodo de tiempo, en que deseas anunciarlo pero no puedes/quieres, una va por la vida con una sonrisa tonta en la cara, apretando mucho los dientes, con un cartel en la frente que dice “¡¡¡TENGO UN SECRETO PERO NO PUEDO DECÍRTELO!!!”.

Dejas de beber alcohol. Vigilas lo que comes. Cómo lo comes. Dónde los comes. El garito de mala muerte de siempre untado de grasa rancia ya no te sirve. De repente de vuelves exquisita “¡aix! ¿a ese local vamos a ir?” dices con cara de asco. Pero no puedes decir por qué no quieres ir porque ¡TIENES UN SECRETO!

Lleva el cartel de tiene un secreto en la frente ¡y disimula fatal! ©hipsterbebe 2014

Lleva el cartel de tiene un secreto en la frente ¡y disimula fatal!

Si te encuentras mala de morirte, empiezas a poner escusas para no salir como “No, es que tengo una pasa del estómago”. Si algunos alimentos te empiezan a dar asco cuando antes los amabas “Voy a probar algo diferente hoy”. Si algunos alimentos ya no se pueden comer con esa libertad de antes “No, es que no me apetece”. Tus amigos pueden estar acostumbrados a tus cambios de rumbo, pero con tu madre no cuela “¿cómo que no quieres jamón del bueno?”, y te mira como la del anuncio del atún, que sabe que te has hecho un piercing donde duele un huevo. Una sonríe intentando disimular que ¡TIENES UN SECRETO!

Entonces superas la fase que te habías propuesto y sueltas ese SECRETO. Sorpresa, sorpresa fingida, pasotismo absoluto, alegría, falsa alegría…

¡Ay, amiguitas! Empieza un auténtico festival de preguntas y respuesta.

Preguntas como ¿cómo estás? Pero dicho con insistencia. No en plan pregunta de ascensor, cuando te encuentras a alguien y le preguntas al que tienes delante ¿qué tal? pero su respuesta te la trae al pairo. ¿Cómo estás? dicho con interés, mirándote como si tuvieras un grano y no pudieran resistir la tentación de abalanzarse sobre tu cara para reventarlo en cualquier segundo. Como esperando de verdad que la preguntada conteste con sus intimidades con un “pues mira, jodida, me ha salido una almorrana en el ojo de Sauron y no puedo cagar tranquila”.

Preguntas que te harán suspirar pensando con nostalgia que, tan solo hace unas semanas, tú tenías un secreto. Pero que ya no es ni tuyo ni secreto, es colectivo y radiopatio empezará a funcionar con el mensaje “oioioioi, ¿sabes que la sra. Gafapasta está embarazada? oioioioi”.

Y vosotras ¿echáis de menos el secreto? ¿Pensáis decirlo nada más tener el resultado del palito?

Anuncios

19 comments

  1. muy de acuerdo con Xop, pero qué te han hecho los cernícalos? son guapos y listos! ¬¬

    eso sí, lo de los embarazos secretos no lo entenderé nunca… pero si se acaba sabiendo todo!!! aunque algunos guardan secretos mejor que otros, mi mamá anunció que estaba embarazada de mí con 5 meses, pero con mi hermana tenía PANZOTA al mes, ni como negarlo! O_o

    Me gusta

    1. Claro, después de esperar 5 meses para anunciarlo y cuerpo le hizo boicot “¿cómo vas a esperar 5 meses? ¡toma panza indisimulable!”.

      Yo sí entiendo, en el momento en que lo dices, cuando no se te nota la barriga y te encuentras más o menos bien, se convierte en monotema y de eso ya vas a tener en los siguientes meses ¡y años! Luego está el hecho de no anunciarlo, al menos hasta que no ves el corazón latir, que es alrededor de la 6/7 semana. Anunciarlo antes para que sea una saco vacío también es un palo, tienes que explicárselo a toooodo el mundo más todos los que se enteran con radiopatio.

      Me gusta

  2. El momento secreto está bien, pero llega un punto en que no sabes como disimular más. En mi caso soy una fan absoluta de los mojitos de fresa de la Rosa del Raval y el hecho de no tomarlos cuando ibamos llamaba un poco la atención, se me terminaban las excusas!! Lo del jamón también lo viví…y una vez que sueltas el secreto te quedas en la gloria sin tener que buscar más excusas. Eso si, luego echas de menos el momento sonrisilla floja ^___^U

    Me gusta

  3. Ostras, un cosquilleo ha recorrido mi estómago mientras te leía… Pero de los buenos, no te creas 😉
    Las dos rallitas, la calabaza, la sonrisa, el anunciarlo…
    Yo quiero tener un secreto, mío y de MaridoGuapo, sólo nosotros dos por un tiempo. Así de modo idílico queremos esperar 8 semanas a decirlo a las respectivas madres, pero que nos guarden el secreto hasta las 12, para decirlo ya al resto de humanos y cernícalos 😉 Pero claro, igual la emoción me embriaga de tal modo que le envío la foto del predictor a todo el que tenga en Whatsapp jajaja 😄

    Me gusta

  4. Uy, qué va… Justamente me acabas de pillar pensando en ello.

    En la ecografía de las 20 semanas (si llego, espero que sí), el viernes por la tarde, cuando ya no haya nadie en la oficina, pero yo siga pringada aquí, enviaré un whatsapp al grupo de las “amigas” con la ecografía… Así, para el lunes, ya casi se han olvidado.

    Y a Futuros Abuelos, tengo que consultarlo con Futuro Papá… A ver qué se le ocurre que me guste (me veo semanas haciendo planes al respecto).

    Me gusta

  5. Con este segundo ha sido sencillo porque tengo excusa para no salir, no beber, etc. etc. Pero con el primero… lo de la cerveza sin alcohol cantaba la traviata, y la excusa de “es que estoy tomando una medicación…” como que no colaba mucho. Eso sí, mi mejor amiga lo adivinó sólo por lo que me habían crecido las tetas, manda webos.

    Me gusta

¡Modernea el post y comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s