¡Puf! ¡prrr! ¡pfff! ¡pru!

Cuando estás embarazada te preparas mejor o peor para los famosos SÍNTOMAS.

Las náuseas son la Queen Bee de los síntomas, algunos amigos me llegaron a decir, mientras estaba amarilla y acababa de devolver la única galleta que había podido tragar el día anterior, “¡ooooh! ¡qué bonito! ¡qué envidia me das!”. Mientras les devolvía el comentario con alguna una mirada de “yo también estoy muy contenta” pensaba “¿¡Envidia!? En serio, estoy devolviendo baba corrosiva de alien ¿quién coño puede tener envidia?”. Pero afortunadamente esto solo duró un par de semanas.

Pero la Queen Bee tiene una amiga fea, una amiga que todos saben que existe pero nadie invita al baile: los gases. Tú sabes que existen, y piensas “bueno, sobreviviré” pero, evidentemente, las cosas no son nunca tan simples.

Al principio noté que las bebidas gasificadas (vamos, la Coca-Cola y la Fanta) me pasaban factura y la fea del baile se venía conmigo. Pasé a limitarlas a alguna comida fuera de casa. Pero últimamente ni eso. Le he gustado a la fea y viene a pasar las tardes conmigo.

Esto no me ha pasado a mi, le ha pasado a una amiga ¿vale? A veces, la fea quiere bailar cuando menos te conviene, por ejemplo, en pleno ataque de ciática mirando libros en la Fnac. ¿Habéis visto alguna vez un Fnac vacío? ¿No? yo mi amiga tampoco. Pues ahí estaba, esperando poder llegar, como mínimo al aire libre. Pero, no, no le dió tiempo y ¡puf! – fue un puf, en plan fino- momento en que recogí mi amiga recogió todas las energías y la dignidad que le quedaban y huyó haciendo un homenaje a Chiquito-san a tiempo de oír a la pareja de al lado diciendo “uy, qué mal huele…”.

Anuncios

4 comments

  1. Jaaajajajajajaa, ay sí, desgraciadamente los gases forman parte de esos 9 meses de embarazo… Yo desde luego era un saco de gases, un horror!
    Gensanta! Un Fnac vacío? eso existe? A ver si va a ser como los billetes de 500 que existir existen pero nadie los ha visto…
    Un besote!
    PD.- Menudo descubrimiento tu blog, te sigo!

    Me gusta

    1. Gracias por pasarte compañera gaseosa 😀 ahora me siento comprendida.

      Pues sí, los gases son un horror. No es como tener una microvejiga, que buscas un bar y listos. Cuando vienen son ahora o nunca.

      Me gusta

¡Modernea el post y comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s